Dale Eaglesham DC Comics Evan Shaner Games Ivan Reis Jeff Lemire Joe Bennett Metamorpho Mr Terrific New age of DC heroes Phantom Girl Plastic Man Reflexión y análisis The Terrifics Tom Strong

The Terrifics, una de las mejores series de DC

Favorite
LoadingAñadir a favoritos

Este año 2018 dio comienzo la actividad editorial del nuevo sello de DC Comics llamado New Age of DC Heroes. Conformaba una serie de títulos que aspiraban a ofrecer historias con un tono más adulto, distinto a las series de continuidad del Universo DC, contando aventuras diferentes, la mayoría de las cuales eran consecuencia de los grandes acontecimientos del evento Metallic. DC apostó fuerte y realizó una intensa campaña de autopromoción en todos sus títulos, dando aviso de que llegaban nuevas colecciones escritas por grandes autores como Robert Venditi, Dan Abnett, Jeff Lemire y James Tynion IV, entre otros, con dibujantes de la talla de Ivan Reis, John Romita Jr, Jim Lee y Ryan Sook. Bautizado en un principio como Darkish Matter, el sello New Age ha publicado ocho nuevas cabeceras y, lamentablemente, la calidad de las mismas ha sido dispar.

Aunque para gustos los colores, mientras que The Silencer, Injury y New Challengers han ofrecido premisas interesantes, más o menos cuestionables pero disfrutables, The Curse of Brimstone, The Sudden, The Inmortal Males y Sideways no se han erigido como series de una calidad incuestionable. Pero ha habido una serie que sí mantiene un gran nivel y ofrece aventuras de rápida lectura y disfrute inmediato: The Terrifics, la serie escrita por Jeff Lemire, uno de los mejores autores de cómics de la actualidad.

The Terrifics es una serie que ha sabido combinar el encanto de las aventuras de superhéroes de corte clásico, con mucha influencia de la ciencia ficción y las series de la Silver Age. Con gracia, pero sin caer en el chiste excesivamente manido y facilón. Con tiempo para la acción, el drama y un punto de intriga acerca del misterio que mueve el hilo de todo: la energía oscura que no les deja separarse. Hasta la fecha ocho números han salido a la venta en Estados Unidos (no hay noticias de que vaya a ser publicada en España aún) y la última entrega de la que hay datos de ventas, la #6, mantiene unos niveles de venta dignos, cercanos a los 25000 ejemplares vendidos, situándose como la serie del sello New Age of DC Heroes más vendida.

Pero las ventas son casi lo de menos, lo que importa es la calidad de la serie. Ha sabido hacer que cuatro personajes a los que no se les recuerda mucha relación entre ellos, funcionen como un equipo bien compensado. Están liderados por Mr. Terrific, Michael Holt, uno de esos cerebros del Universo DC con mucho potencial pero que nunca ha brillado con serie propia y cuando la ha tenido ha sido un fracaso. Se le recuerda más por su etapa en la JSA, como un jugador de equipo con mucho peso. Metamorfo, Plastic Man y Phantom Woman (pero Lynnia, una antepasado de la legionaria Phantom Woman unique, Tinya Wazzo) completan una formación a la que Lemire sabe sacar todo el jugo posible. Las interacciones entre ellos están muy bien trabajadas y todos los diálogos se disfrutan como conversaciones muy orgánicas.

El pique eterno entre Metamorfo y Plastic Man, dos personajes con posibilidades similares en cuanto al moldeamiento de su cuerpo para convertirlo en una auténtica arma, ofrece siempre grandes momentos. Como verlos jugar a piedra-papel-tijera o luchando juntos contra la Rueda de la Guerra en el #three, cuando Plastic Man se convierte en un tirachinas gigante y Metamorfo en una enorme bola que es lanzada contra la maquinaria para derribarla. A algunos les recordará a la dupla Booster Gold-Blue Beetle, pero sin caer en situaciones hilarantes. El misterio en torno a la presencia de Phantom Woman en nuestro tiempo, la investigación de Mr. Terrific acerca del funcionamiento del multiverso oscuro, la búsqueda de Tom Robust… todos los elementos de la serie resultan un engranaje perfecto que, después de cada lectura, da la sensación de que el equipo ha funcionado siempre, demostrando su potencial, como si fuera una formación presente de toda la vida.

Metamorpho vs Plastic Man.

Los primeros números ofrecen aventuras autoconclusivas, con mucho sabor a la Silver Age más disfrutable, sin excentricidades ni los excesos de aquella época. No hay un villano al que perseguir o una misión que cumplir, sino un misterio que resolver y una pequeña amenaza a la que hacer frente en cada capítulo. Después de una exploración en el multiverso oscuro, los cuatro miembros han quedado ligados unos con otros por una energía que hace que si se separan entre ellos a más de una milla de distancia explotan, por lo que tienen que andar evitando su separación. Además, en aquella incursión encontraron un mensaje de Tom Robust en un reproductor inanimado que recordaba al mensaje de la Princesa Leia a través de la proyección de R2D2. Este hallazgo hace que crezca el interés de Mr. Terrific en descubrir qué le ha sucedido, añadiendo ese interés al misterio de la energía que no les deja separarse. Y sobre éste hay que señalar un punto débil de la serie, pues todos los personajes afirman que es el único capaz de deshacer el hilo de energía oscura, como si nadie más en el mundo pudiera ayudarles. Y esa responsabilidad se la han otorgado desde el principio, casi sin más motivos que la inteligencia demostrada por Michael Holt en sus aventuras pasadas. Por cierto, siempre se refieren a él como “el tercer hombre más inteligente del mundo”, entendemos que por detrás de Batman y Lex Luthor.

En el #5 empieza un miniarco de dos números llamado Mundo elemental, que concluye con la presentación de Doc Dread, el que va a ser el auténtico villano, y la serie entra en materia. Recupera y se centra en el hilo del misterio acerca de Tom Robust, después de unos números de aventuras varias. La aparición en acción actual del personaje, que en el primer número apareció en esa proyección lanzando un mensaje acerca del peligro que corre el universo, sin más explicaciones, hace subir enteros a la historia. La presencia de Doc Dread se sucede para informar al equipo de que todas las aventuras que han vivido han sido responsabilidad suya, anunciando además de que va a acabar con el héroe más grande del mundo (no sabemos a qué mundo se refiere, pero se entiende que es alguien llegado de otra tierra del multiverso) Tom Robust.

Jeff Lemire moldea en esta serie otro trabajo brillante, que suma a sus otras grandes series en las que continúa trabajando: Bloodshot Salvation (sucesora de su brillante Bloodshot Reborn) para Valiant y Black Hammer para Darkish Horse, ambas publicadas en editoriales independientes con muy buen recibimiento por parte de la crítica. Sobre todo Black Hammer, título que le ha encumbrado y permitido ganar el Eisner de 2017 a la Mejor serie nueva. Pero también en los últimos años ha firmado grandes relatos con Plutona, Descender y Gideon Fall con Picture. Por cierto, esta última sigue en curso. Igual que The Sentry, en Marvel, en la que también trabaja en la actualidad.

Sin duda Lemire es uno de los mejores guionistas del momento. Y esta capacidad de compaginar hasta cinco series a la vez, en otras tantas editoriales, es muestra del nivel productivo del escritor canadiense. No solo está demostrando con buenas historias su creatividad, sino que su manejo de los personajes, tanto en tramas individualistas y corales es hoy en día excelente. Muchos son los detractores de su etapa en la Justice League Darkish o la mini serie Inhumans vs. X-Males, pero actualmente el nivel que está mostrando está muy alto. La mejor prueba es la dirección que está haciendo llevar al elenco de personajes olvidados que hay en The Terrifics, con la que demuestra además su nivel de conocimiento.

No solo los cuatro protagonistas son personajes que estaban en el limbo del DC Universe, sino que la galería de secundarios también. Simon Stagg, Java, Shappire, son nombres que además pertenecen al mundo de las aventuras de Metamorpho, creados en The Courageous and the Daring #57, en enero de 1965, como el bueno de Rex Mason, que adquiere una importancia capital en la serie a partir del arco Mundo elemental. Arco que podría haber sido desarrollado durante un par de números más, porque presenta unas bases acerca de ese mundo que llaman la atención, pero la aventura se resuelve de manera apresurada, casi dando a entender que Lemire tiene prisa por bregar al equipo y avanzar en lo que quiere contar. Igualmente, le da tiempo a poner sobre la mesa a Algon, un villano de la galería del Hombre Elemento, aparecido por primera vez en Metamorpho #17, en abril de 1968. Y para muestras del peso que está teniendo, el villano que ahora les ocupa, Doc Dread, también apareció en la serie de este querido héroe, en Metamorpho #eight, en septiembre de 1966.

El regreso a una serie common de Tom Robust es una grandísima noticia. Se trata de un personaje muy interesante, creado por el mismísimo Alan Moore en America’s Greatest Comics Preview #1, con unas historias muy potentes en su biografía, que puede aportar mucho no solo al equipo, sino con una serie propia si llegara a tenerla. La manera en que ha sido introducido en esta realidad ha sido muy orgánica, estando perfectamente justificada a través de la conexión interdimensional que los Terrifics hayan en su periplo por el Multiverso Oscuro. Además, estamos ante la incorporación definitiva del personaje al Universo DC, después de Tom Robust and the Planet of Peril, la miniserie de seis números publicada por Vertigo entre septiembre de 2013 y febrero de 2014.

El origen de esta Phantom Woman.

En cuanto a la presencia de esta nueva Phantom Woman, Lynnia, se trata de una incorporación más que interesante, que le da un filón interesante a las posibles aventuras que puedan vivir los Terrifics, al ser ésta un alienígena del lejano planeta Bgztl. El misterio de su incapacidad para volverse tangible en la Tierra, el uso que hace de sus habilidades en las batallas y el easy guiño que Lemire ha hecho a la Legión de Superhéroes con este personaje ya llenan de encanto al mismo, dotándole de un brillo especial. Además, su personalidad, entusiasta, implicada en el equipo, preocupada por sus compañeros, deseosa de aportar en los objetivos, es un perfecto contrapunto a las reacciones impredecibles de Plastic Man, el sentimentalismo de Metamorpho y la fría seriedad de Mr. Terrific.

Debilidades aparentes

Es de ley reconocer que esta serie es descendiente de otras cabeceras protagonizadas por equipos como los Challengers of the Unknown orginales, la Doom Patrol en cierta medida y tiene una más que evidente e inevitable comparación con los Implausible 4. No hay que ser hipócritas y merecen ser reconocidas las similitudes con el equipo de Marvel. Un hombre elástico, una mujer con capacidad de hacerse intangible, un hombre elemento que quiere volver a ser un humano sin poderes… Pero, si nos ponemos quisquillosos desde el principio, no es la primera serie con un concepto que recuerde a otras. Además, el tipo de personaje de Mr. Terrific dista mucho de Mr. Implausible. Plastic Man fue creado antes que el Hombre Elástico de Marvel. Metamorpho no es The Factor, no tienen los mismos poderes, ni un origen tan comparable ni físicamente es tan parecido. No hay una Antorcha Humana en el equipo. Phantom Woman solo por su condición de alienígena le aleja del parecido con la Mujer Invisible…por lo tanto, será un equipo parecido, pero también es uno muy diferente.

Explosiones en Kirby Av.

De hecho, los propios autores hacen un homenaje en la página 18 del #6 a Jack Kirby. Esto es una clara declaración de la influencia de los Challengers of the Unknown y Incredible 4 en cuanto a la concepción del equipo. Es más, anteriormente, en el #three, había otra referencia menos descarada, pero también evidente.

Como muchos lectores han descubierto y declarado en la purple, Plastic Man moldeaba su cuerpo para escribir “Go Plastics, Go”, con un tipo de letra que ha muchos les ha recordado a la tipografía de la cabecera de los Cuatro Fantásticos en sus primeros años. Un guiño que denota una actitud que aplaudir, porque lejos de esquivar la comparación, la han abrazado.

Hay que aceptar las similitudes de sus aventuras con las de los Challengers, con una clara influencia de la ciencia ficción. Pero también con aventuras que recuerdan a más historias, como la del #four, capítulo titulado The Woman From Bgztl!, en el que viajan al planeta de Linnya, viven más de una situación que recuerda mucho a Star Wars Episodio IV, siendo llevados a un depósito de basura de una nave desconocida… Pero son detalles como esos los que enriquecen la historia. Parte de una premisa y explora en torno a ella. Como lectores hay que asumir que es difícil escribir guiones que no recuerden a otros ya escritos. Está todo contado. O casi todo. Sin embargo, es el cómo se cuenta lo que da valor a un cómic. Si nos ponemos en este punto, Black Hammer, la obra que tanto reconocimiento está dando a Lemire, es un claro homenaje a muchos personajes de la historia de DC y no por ello tiene menos valor.

En cuanto al dibujo de la serie, que es maravilloso, no ha tenido un autor consolidado hasta ahora. Ivan Reis, quien había sido promocionado como un gran fichaje del sello New Age… se fue enseguida, tras dibujar tan solo los dos primeros números y la portada del tercero, dotándolos de la personalidad gráfica que han seguido Joe Bennet, quien hizo un gran trabajo dibujando los #three y #6, con un resultado algo mejor (aunque eso depende de gustos) que Evan Shanner, quien dibujó los números #four y #5. Ahora ha llegado el siempre genial Dale Eaglesman para los #7 y #eight, haciendo un dibujo alucinante y dejando a los lectores deseosos de que se consolide como el dibujante principal y único en la cabecera. Que es lo que hace falta, porque aunque no haya habido un desentone demasiado escandaloso en cuanto a la diferencia de estilos, inevitablemente se ha notado el cambio de artista y eso, aunque el resultado particular person brilla, nunca es demasiado bueno para una serie de cómcis.

Cada uno de los Terrifics libra su propia batalla en el Mundo Elemental. En formato 2×2.

El arte en esta serie, a pesar de su baile de autores, es realmente grandioso. No solo por la expresividad conseguida por los cuatro en las caras de los protagonistas, un detalle a tener siempre en cuenta; por la espectacularidad de las viñetas de acción, cargadas de un claro orden narrativo y unas siluetas perfectamente definidas; sino también por el homenaje que delicadamente hacen a Kirby, una vez más, presente espiritualmente en las páginas de los Terrifics. El uso de las splash pages, sobre todo en los #5-6, durante la aventura elemental, es una delicia para la vista. También en ese número se usa el formato 2×2 para narrar las acciones y reflexiones de cada personaje. Eaglesman ha jugado con una estructura de página distinta a las de Shaner y Bennet, pero igualmente brillante, pues su dibujo es de un altísimo nivel.

The Terrifics tiene unas posibilidades ilimitadas para jugar con la formación en futuras aventuras, gracias a la influencia de la ciencia ficción puede seguir desarrollando arcos argumentales de mucha calidad. Ya sean viajes interdimensionales, explorando nuevos mundos, ahondando en el multiverso oscuro, luchando contra seres de otras galaxias, ya sea en esta o en otras Tierras, o en aquellos lugares lejanos del universo. O puede ocuparse también de aventuras como las del Mundo elemental, viajar con Tom Robust o quién sabe qué, pero tiene muchas alternativas. Y aún tiene que explotar el punto de partida de la serie. No se sabe si va a ser un título de largo recorrido o se quedará en una maxiserie. Personalmente, sueño con un The Terrifics #100, porque sería una enorme noticia. Primero, porque supondría que DC ha dado continuidad al proyecto a largo plazo sin una dichosa renumeración. Cosa que no hace mucho últimamente. ¿Cuántas series han llegado al #100 en los últimos años? Segundo, porque significaría que el equipo ha tenido muchas aventuras e historias que contar. Y esperemos que así sea para poder leerlas.

Reseña de The Terrifics #1.

About the author

Admin

Add Comment

Click here to post a comment

Recent Comments

    Archives

    Categories